Sobre el expediente abierto a un compañero de RTPA

La dirección de RTPA ha abierto un expediente sancionador, promovido por su directora de informativos Bárbara Alonso, a uno de los operadores de cámara de RTPA. Le acusan de abandonar el puesto de trabajo y de incumplir órdenes de los superiores.

La realidad es que el compañero expedientado, ni incumplió ninguna orden ni abandonó su puesto de trabajo. Una vez finalizada su jornada laboral a las 22 horas y sin que nadie le hubiera avisado de que tenía que hacer horas extraordinarias, permaneció por voluntad propia junto al redactor esperando la salida del juzgado de uno de los acusados en la operación Hulla. La falta de planificación e información sobre esta eventualidad podía alargar la jornada de manera indefinida hasta las 9 de la mañana. En la RTPA ya no quedaba nadie. Ni nadie de producción, ni de redacción, ni  de dirección, ni nadie que informara al equipo de ENG hasta qué hora se tenían que quedar o a qué hora iban a ser relevados si es que hubiera estado previsto, que no lo estaba, en caso de que se alargara la salida de los imputados del juzgado.

Aunque no vamos a entrar a valorar circunstancias que se valorarán en un juzgado si finalmente deciden sancionar al compañero, el caso es que este, siguiendo las instrucciones de la directora de informativos, espera en su puesto hasta que es sustituído por otro operador de cámara. Finalmente la información queda cubierta sin mayores incidencias.

Es por estas circunstancias por las que de ninguna manera podemos entender que a un trabajador cuyo comportamiento lo único que hace es mostrarse responsable fuera de su horario con las necesidades del servicio se le abra un expediente por abandonar un puesto de trabajo en el que permaneció hasta que fue sustituído.

 

La motivación de este expediente ha de buscarse en causas ajenas a la responsabilidad para con el servicio público. Varios antecedentes y realidades que fomentan la precariedad laboral en esta empresa nos demuestran que buscan vulnerar el derecho a la conciliación de la vida laboral, familiar y personal y profundizar la política de recortes en derechos. Creemos también que pretenden aleccionar con este expediente a cualquiera que reclame derechos y el merecido descanso fuera del horario de trabajo. Abriendo este expediente tratan además de tapar la falta de organización, el autoritarismo y la escasa capacidad de mando y liderazgo con el que desde la dirección se está gestionando esta empresa.

No hay que olvidar tampoco que este expediente está promovido por la nueva directora de informativos. Tal vez con expedientes como este pretende estrenarse haciendo valer su poder y su mando de forma autoritaria a costa de los derechos laborales. Ella misma ha reconocido la desorganización y la falta de personal. Es evidente también que en este caso no se tuvo previsto ningún tipo de conyuntura para las posibles eventualidades lo que evidencia además falta de previsión y anticipación propias de la cobertura informativa. ¿Se pretende disponer del personal de forma caprichosa 24 horas al días, 365 días al año, para tapar estos problemas derivados de la gestión de la que ahora ella es responsable? No podemos consentirlo. Nos parece muy bien que ahora disfrute de una plaza de aparcamiento exclusiva, de un  generoso pago por sus servicios y de la flexibilidad horaria que permite no fichar a la entrada. Pero al menos que se lo gane haciendo su trabajo bien y no abriendo expedientes para ocultar sus propias deficiencias gestoras y las de esta empresa.

También ha de tenerse en cuenta la obsesión de Castrillo en la misma línea de pretender someter a la plantilla bajo el mando caprichoso de los directivos haciendo uso de ese complemento de disponibilidad de carácter esclavista y mal redactado para amenazar y chantajear como ya ha ocurrido en otras ocasiones, que cobra el 100% del personal y que se incluye en un convenio que fue pactado hace años a espaldas de la plantilla a cambio de las famosas ERRES. Recordamos que en la negocación del último convenio rechazado en referéndum, el complemento de disponibilidad pretendía modificarse para que realmente tuviéramos esa disponibilidad abusiva y rebajarle el sueldo a quien no aceptara ese sometimiento conculcador de la necesaria conciliación de la vida laboral y personal, que a lo largo de la historia costó muchas luchas, incluso muchos muertos. No debiéramos olvidarlo.

Por todo ello consideramos muy importante por solidaridad con el compañero expedientado y en defensa de los derechos colectivos manifestarnos para que este expediente, que nunca debió abrirse, sea cerrado sin sanción.

La CSI na RTPA

3 comentarios en “Sobre el expediente abierto a un compañero de RTPA

  1. De esperar de alguien que lleva ya tiempo moviendo hilos de este si y es no con trabajadores de expresas externas basándose solamente en sus caprichos, rabietas y amistades

  2. De esperar de alguien que lleva ya tiempo moviendo hilos de este si y este no con trabajadores de empresas externas basándose solamente en sus caprichos, rabietas y amistades

Deja un comentario