El mérito político, generador de censura y manipulación en RTPA

Es preocupante la situación de los medios de comunicación, en manos todos del poder político o del poder económico. Mucho tiene que cambiar RTPA para convertirse en esa radiotelevisión pública que necesitan los asturianos, y muy urgente es para los ciudadanos y para la democracia disponer de medios de comunicación a su servicio y no al servicio de los intereses políticos o económicos.

Cuando es un cargo político, el director general, quien nombra a los directivos, y cuando los directivos reparten complementos de más de 14.000€ en base a criterios subjetivos y arbitrarios, como ocurre en RTPA, se está fomentando la autocensura y se está privando al ciudadano de un derecho fundamental recogido en la Constitución Española como es el derecho a informar y a recibir información veraz. Aquel trabajador o trabajadora que olvida los criterios periodísticos y profesionales y se adapta al criterio político de la dirección y al pensamiento único del régimen dominante obtiene una gran recompensa económica que deteriora el servicio público de comunicación.

Además de la recompensa económica se le da la responsabilidad de decidir qué informaciones se incluyen y cuáles se excluyen de los TPA Noticias, lo que extiende la autocensura a censura sobre el trabajo de sus compañeros que también estará previamente autocensurado en proporción con las aspiraciones de promoción laboral o de conservar su puesto de trabajo de este otro trabajador o trabajadora.

La mayor parte de las informaciones censuradas no llegan a ser elaboradas y simplemente se excluyen previamente en función de si son favorables o negativas para el régimen. Un criterio periodístico muy poco profesional pero muy valorado entre quienes dirigen la RTPA.

Si hablábamos de la censura de una pieza sobre la Unión Europea porque era “de opinión”, la opinión de la directora de Informativos acerca de una información se convierte en elemento decisivo para que sea incluida o no en los TPA Noticias.

Así, por ejemplo, centrándonos únicamente en informaciones que La CSI na RTPA conoce de primera mano, para TPA Noticias no tenía interés informativo la imputación de dos directivos por prevaricación y cohecho en la gestión de RTPA, por lo que no informó sobre ello: “Declaran como imputados dos directivos de la RTPA por supuesta prevaricación, fraude y exacciones ilegales(El Comercio, 04.03.2015). Pero sí decidió informar ampliamente del archivo de la causa, una causa que la audiencia fiel de los TPA Noticias desconocía que existiera.

Tampoco informó TPA Noticias del despido de un trabajador de una contrata por hacer huelga, ni de las protestas de los trabajadores de RTPA al respecto, ni de la consecuente sentencia judicial que decretó la nulidad del despido por vulneración de derechos fundamentales y su readmisión. Esos días los TPA Noticias estaban ocupados promocionando a la organización ‘Amor Propio’ de la pareja del director general, Antonio Virgili, quien mostraba sus dotes culinarias cocinando croquetas en la imagen destacada del día para TPA Noticias. También se hace espacio en los TPA Noticias para promocionar un libro irrelevante de un escritor irrelevante como el director de Producción y Explotación de RTPA, Francisco G. Orejas. Espacio que se le concedió no sólo en los TPA Noticias sino en gran parte de los programas que encarga RTPA a la red clientelar de empresas que este hombre organiza.

Pero hay casos en que la censura pasa de omitir algún tema a modificar piezas previamente elaboradas en base a criterios periodísticos con el fin de ocultar alguna información o dato relevante. Encontramos un ejemplo en la última jornada de huelga en RTPA hasta ahora. En el TPA Noticias Matinal, se informa de que los trabajadores de RTPA están en huelga por la negociación del nuevo convenio que lleva ya tres años y no avanza, por el incumplimiento del convenio vigente en temas como la subcontratación de trabajadores para eventos como los Premios Princesa y que el comité de huelga considera abusivos los servicios mínimos decretados.

En la edición del mediodía, Tpa Noticias 1, editado por la actual directora de Informativos, Bárbara Alonso-Peri, no se menciona la huelga hasta los últimos minutos del programa, y la huelga pasa a un segundo plano de la concentración de trabajadores, se eliminan los datos objetivos como la duración de la negociación o en qué se incumple el convenio vigente, así como la denuncia de unos servicios mínimos abusivos. Una actuación que pasa de la censura a la manipulación y que si atendemos al cómo se cocinó entre Bárbara Alonso-Peri y el director de Producción, Francisco G. Orejas, tanto el texto como también la selección de las imágenes, da una clara muestra de lo que no debe hacer un servicio público de información. Nos fijamos que tras eliminar toda la información objetiva, mismo la palabra huelga se pospone en la información y sólo se utiliza para decir que USO y UGT no secundan la huelga e introducir la opinión de USO que es coincidente con la de la actual directora de Informativos y encuentra así la manera de encajar en la pieza su propia opinión al respecto.

Además ese TPA Noticias 1 ocultó que tanto ese informativo, como la posterior retransmisión de los Premios Princesa y del Pueblo Ejemplar, se estaban haciendo con trabajadores convocados en servicios mínimos (unos servicios mínimos abusivos como posteriormente determinaría el Tribunal Superior de Justicia, información que TPA Noticias también decidió ocultar a los ciudadanos). En cambio sí se emitió esta pieza de autobombo en la que se destaca el gran dispositivo técnico y humano desplegado por TPA para la retransmisión de los Premios Princesa ocultando nuevamente que muchos son trabajadores en huelga pero convocados en servicios mínimos, y otros muchos subcontratados a través de terceras empresas en vez de contratados por las bolsas de empleo temporal de RTPA, que es otro de los motivos de la huelga. Una información totalmente sesgada.

La editora de este informativo tuvo premio y fue nombrada directora de Informativos por su manifiesta sumisión al criterio político al servicio de los intereses del régimen.

También tuvo premio el máximo representante de USO con un complemento salarial anual de 14.000€ por su fidelidad a la dirección de RTPA tanto en la huelga como en la negociación del convenio. (Recordamos su gran defensa de la arbitrariedad del convenio que permite a la dirección decidir a dedo sin ningún respeto por el mérito, la capacidad y la igualdad de oportunidades, y su fuerte oposición a todas las medidas propuestas por La CSI na RTPA para eliminar del convenio esta arbitrariedad de la que dispone la dirección, introducir criterios objetivos que dificulten el control político de la RTPA, y toda alternativa destinada a reducir las cuantías que la dirección de RTPA puede repartir en base a criterios arbitrarios. También su especial interés en que las ampliaciones de la ultraactividad del convenio fuesen por el tiempo menor posible, para presionar, luego vimos a quien, a los trabajadores, para que votasen a favor de un mal convenio negociado al margen de la mesa de negociación). Su candidatura llevaba años haciendo méritos censurando de los informativos de TPA toda información que pudiera molestar al régimen, como aquel 6 de diciembre del año 2012 en unas semanas en que en toda España estaban muy presentes los ecos de la convocatoria “Rodea el Congreso” y trabajadores de RTPA aprovecharon para llevar sus reivindicaciones al parlamento asturiano contra el fraude en la contratación de trabajadores y los numerosos despidos de quienes habían reclamado cesión ilegal y les había sido reconocida en los juzgados. Una información que tuvo cierta repercusión a nivel nacional “Los trabajadores de la televisión pública asturiana irrumpen en el Parlamento durante la conmemoración de la Constitución” (eldiario.es 06.12.2012), pero que TPA Noticias decidió ocultar a los ciudadanos asturianos. Ocultó la información porque según el editor del TPA Noticias “no representaba a todos los trabajadores de RTPA sino que algunos, como él, no estaban de acuerdo con esa protesta”. Pero sí utilizó las imágenes de los trabajadores previas a sacar la pancarta haciéndolos pasar por unos visitantes más.

Quizá la opinión no tiene cabida en los TPA Noticias (modo ironic on), pero es evidente que la opinión de la dirección, y por ende del partido de gobierno, determinará si una información tiene cabida en los TPA Noticias o será censurada.

Pero la censura casi nunca es necesaria, el modelo de caciquismo laboral implantado en RTPA generalmente provoca la autocensura previa del trabajador que, bien por evitar problemas, bien por sus aspiraciones de recibir un suculento aumento de sueldo que distribuye arbitrariamente la dirección, se acaba adaptando a los intereses “del que manda”. Y el que manda lo hace por designación política y no por ser buen profesional, lo que implica que en caso de conflicto priorizará el criterio político sobre el profesional.

Por ello es también tan necesario reducir sustancialmente las diferencias salariales que generan este tipo de complementos y eliminar totalmente la arbitrariedad de la dirección política en su adjudicación.

El control político de la información y de los servicios públicos, puede beneficiar puntualmente a corto plazo a determinados trabajadores, directivos, empresarios o partidos políticos, pero a medio plazo tendrá un gran impacto negativo para la sociedad, para la democracia y para todos los ciudadanos a quienes nos debemos los trabajadores de los servicios públicos.

¿Tienes información sobre otros casos de censura en los TPA Noticias o en otros programas de RTPA? Ponte en contacto con nosotros en csi@rtpa.as

Deja un comentario