Desilusión entre los trabajadores de RTPA por la continuidad de Virgili

LOS GRUPOS POLÍTICOS SIGUEN APOSTANDO POR EL NEGOCIO PRIVADO

La decisión de los grupos parlamentarios de PSOE, PP e IU de dar continuidad para los próximos 6 años en el cargo de Director General de la RTPA a Antonio Virgili genera desilusión y preocupación entre los trabajadores de RTPA.

Los trabajadores consideran necesarios y urgentes numerosos cambios en la gestión llevada a cabo en los últimos años en la empresa pública autonómica de radiotelevisión:

- La externalización de puestos de trabajo esenciales para el funcionamiento de RTPA, muchos de ellos en manos de intermediarios que no aportan otra cosa que precariedad laboral y que vulneran los derechos laborales más básicos, como el caso de la empresa adjudicataria del servicio de mantenimiento y control central y continuidad en la que se discrimina salarialmente por razón de sexo y que viene de despedir a un trabajador por secundar una huelga. La Dirección de RTPA se desentiende de las condiciones laborales abusivas en las subcontratas.

- La nula apuesta por la producción propia desaprovechando recursos propios como una unidad móvil o un plató para cuya explotación no se contratan trabajadores. RTPA destina un alto porcentaje de su presupuesto a la empresa privada a la que contrata numerosos eventos y programación diaria que perfectamente se podrían producir directamente con recursos propio simplemente destinando parte de este presupuesto a la contratación de los trabajadores necesarios. La externalización de la parte técnica de la retransmisión de los Premios Princesa y Pueblo Ejemplar o la grabación del mensaje del presidente en el Día de Asturias, son una muestra del desprecio de la Dirección de RTPA hacia sus trabajadores.

- El incumplimiento del derecho a la información durante el fin de semana en la radio, la RPA. El pasado 23 de octubre, durante la última jornada de huelga en RTPA, el consejero de Presidencia consideraba un servicio esencial a la comunidad los espacios informativos en la RPA, para lo cual designaba en servicios mínimos a 4 redactores encargados de la realización de estos espacios. Cualquier sábado o domingo, la Dirección de RTPA incumple con este derecho fundamental al no destinar ningún redactor a la RPA durante el fin de semana. Este mismo fin de semana se evidenció el vacío informativo de la RPA en unos días de gran intensidad informativa por las noticias que llegaban desde París.

- Precisamente este último punto, es consecuencia del primero. El fraude en la estructura laboral de RTPA, el abuso de la externalización con la que se pretende hacer negocio de un servicio público, generó numerosas sentencias judiciales a favor de los trabajadores por cesión ilegal de trabajadores, más de cinco decenas. La Dirección de RTPA, con Antonio Virgili al frente y con numerosos directivos que aún hoy forman parte de la misma, optó por despedir a todos los trabajadores que tuvo opción y seguir externalizando en condiciones similares y reincidentes. En algunos casos no les quedó más remedio que incorporar a muchos de los trabajadores, es el caso de la radio donde, pese a todo, se pudieron deshacer de algunos de los trabajadores eliminando el turno de fin de semana e incumpliendo con un servicio esencial a la comunidad.

- La deuda. Todo deudor es dependiente de sus acreedores. Lo vimos muy claramente en Grecia hace unos meses. La deuda de RTPA pone en cuestión su independencia. Y muy probablemente influirá en la decisión de renovar contratos con empresas acreedoras por servicios que se deberían gestionar directamente.

Una independencia que también ponen en cuestión los procedimientos seguidos para el nombramiento de los consejeros y del director general. Demasiada dependencia política. ¿Qué independencia tiene un director general cuyos apoyos están supeditados a que nombre a tal o cual directivo? Y si eso se ha hecho público, ¿qué otros compromisos adquiridos desconocemos?

Mucho nos tememos que quienes nos han traído hasta aquí, no son quienes nos van a sacar, por ello desconfiamos de que esta apuesta sea buena para el futuro de RTPA.

Deja un comentario